JUGAR Y APRENDER POKER EN ESPAÑOL GRATIS

Quién inventó la baraja de poker?

¿Quieres saber quién inventó la baraja de poker? Te cuento su historia

Las cartas tal y como la conocemos hoy han sido fruto de una modificación radical experimentada desde sus inicios hace muchos siglos. 

Las cartas de poker de hoy se transformaron en una baraja de 52 naipes con cuatro palos en rojo y negro y dos comodines, realizando un viaje de cientos de años y por muchos países. Es más, los elementos más característicos que hoy conocemos fueron originados por las distintas culturas de los países por los que vagaron. 

 

A continuación haremos un trayecto por la historia de las cartas, distinguiendo en particular las influencias geográficas que han definido la apariencia que tienen hoy en día las cartas modernas. 

Su historia comenzó en el Este, rodeada de una nube de duda acerca de la exactitud de su origen. Y desde allí nos dirigiremos a Europa, pasando primero por Italia y España, después a Alemania, al oeste de Francia y por último a Inglaterra para pasar finalmente el océano a Estados Unidos que es donde el mayor conjunto de las cartas son generadas como las conocemos hoy en día.  

el origen de la baraja de poker

El este

La exactitud de su origen sigue siendo un punto a debatir , e incluso las mejores conclusiones se basan más en la teoría que en pruebas. Sí existen evidencias de que las cartas aparecieron en Europa a finales de los años 1300 y principios de los 1400. 

La pregunta es: ¿cómo llegaron? 

Parecen haber llegado del Este y pueden haber sido importados a Europa por comerciantes. Parece ser que una forma temprana del uso del juego se originó en algún sitio de Asia. Las conjeturas han originado enlaces a las cartas, palos e iconos del Siglo XII y asimismo a cartas más antiguas de China, India, Corea, Persia o Egipto, que pueden haber sido introducidas en Europa por los árabes. 

 

Algunos estudios creen que las cartas fueron inventadas en China, ya que la primera referencia posible a los juegos de cartas procede de un texto del siglo IX conocido  como la colección de Miscelánea de Duyang, escrito en la dinastía Tang Su E. En ellos se describe a la princesa Tongchang, hija del emperador Yizong de Tang, jugando al “juego de las Hojas” con miembros del clan Wei (familia del marido de la princesa). El primer libro conocido del juego de las “hojas” se llamaba Yezi Gexi e hipotéticamente fue escrito por una mujer Tang. 

Parece haber pruebas de algunos modelos de juegos que involucran jugar con cartas,( además de beber), desde ese instante en adelante. Incluyen barajas que simbolizan monedas, que también aparecen como representaciones o figuras en las cartas de la Europa Occidental mucho más tarde.

 

Siendo así, situamos los orígenes antes del 1000ad, y las vería como nacidas junto o incluso a partir de jugos de fichas como el mahjong o el dominó. Muchos piensan que las cartas actuaban como “dinero de juego” y simbolizaban las apuestas usadas para otros juegos de azar, convirtiéndose más tarde en parte de los juegos. Otros han expuesto vinculaciones entre las cartas y los dados o partidas de ajedrez, pero esto son conjeturas.

Es posible que en la época mameluca, las cartas se desplazaran de China a Europa, pasando por Egipto, y que la cartas de ese período tuvieran monedas de oro, espadas, copas y palos, iconos que interpretaban los intereses primordiales de la aristocracia mameluca. Estas imágenes tienen una semejanza con los cuatro palos que aparecen en el siglo XIV en las cartas italianas.

 No obstante, no podemos estar absolutamente seguros de que aparecieran por primera vez en Oriente, es más,  puede que los predecesores de la baraja de cartas moderna naciera en Europa, donde se encuentra un manuscrito latino relatado por un monje alemán en una abadía suiza en 1377. 

 

El origen de las cartas de poker

Italia y España

Este monje alemán, nombra en su manuscrito la llegada de naipes y diversos juegos de cartas con los que se pueden jugar. 

 

En el siglo XIV, las cartas se muestran a menudo con juegos de dados en los discursos religiosos como modelos de actividades de juego que se denuncian y existen pruebas de que había mazos de 52 cartas. 

Los iconos en los primeros naipes europeos del siglo XIV eran palos, tazas, monedas y espadas, y muy posiblemente tenían su nacimiento en Italia, sin embargo hay quien los relaciona con los símbolos de las cartas egipcias de la etapa mameluca. Sea como fuere, son los cuatro palos que aparecen hoy en día en las cartas españolas e italianas.

Las barajas de la corte italiana de finales del siglo XIV contenían una reina coronada y sentada, un rey montado y un siervo real (aunque éste también podría simbolizar un príncipe. Más tarde se le llamó Jack para que no se confundieran con el Rey).

 

Los naipes españoles tuvieron un progreso distinto, siendo las cartas de la corte un rey, un caballero y un truhán. No existían reinas ni un 10, 9 y 8, por lo que el mazo se componía de 40 cartas. 

 

Las primeras cartas en Italia fueron trazadas a mano y los bellos artículos de lujo únicamente se localizaban entre las altas clases. No obstante, conforme los juegos de cartas se fueron haciendo más conocidos, se estudiaron formas para fabricarlas a un coste mucho menor y así fueron mucho más accesibles. 

 

Este nuevo artículo se expandió al norte y al oeste, y el próximo gran desarrollo nació como resultado de su acogida en Alemania, donde fué tan rápida que se denominó como “invasión de naipes”, en las que los soldados asimismo ayudaban a su circulación. 

 
La baraja de poker española

Alemania

En Alemania diseñaron sus propios palos para reemplazar a los italianos y formarse como una nación que producían cartas propias. Estos palos interpretaban su inclinación por la vida campestre: hojas, bellotas, corazones y campanas de halcón referente a la demanda rural de la cetrería.  

La reina asimismo fue descartada de las cortes italianas, en éstas aparecían un rey y dos truhanes, un untermann (inferior) y un obermann (superior). El número Dos sustituyó al AS como la carta más alta, siendo una baraja de 48 cartas. 

 

Una característica a resaltar es que eran muy populares las barajas personalizadas y las figuras de esta época consistían en animales, electrodomésticos y utensilios de cocina.

 

Aunque prevalecían los palos alemanes de las hojas, corazones, campanas y bellotas, no obstante en Suiza existía una variación de flores y escudos en vez de las hojas y corazones.

 

Los palos alemanes aún se usan en varias zonas de Europa. Pero la auténtica aportación de alemania fueron sus formas o modo de impresión de las barajas. Usaban métodos de corte y grabado en madera y cobre que se extendieron como consecuencia de la demanda de iconos. Esta gran producción en grandes cantidades, llevó a Alemania a adoptar un importante papel en el comercio de cartas, llegando incluso a exportar a Europa Occidental. 

 

Con el paso del tiempo, estos palos adaptados por Alemania se volvieron aún más habituales en toda Europa que los nacidos en Italia.

 
La baraja de poker alemana

Francia

Entretanto, los franceses, a principios del siglo XV, produjeron los símbolos que hoy en día conocemos: corazones, diamantes, picas y trébol (coeurs, carreaux, piques, trefles). Éstos últimos se piensa que provengan de las bellotas y las picas de las hojas de las cartas alemanas. 

También constaban de un rey, una reina y un bribón, pero el toque de gracia lo tuvieron al fraccionar los cuatro palos en dos rojos y dos negros, con iconos muy simples. Al ser unos símbolos tan claros y sencillos, su producción se podía realizar con plantillas, lo que suponía una producción cien veces más rápidas que las realizadas con los métodos tradicionales. 

 

Con este avance de producción de papel y la mejoría en su estampación junto con la imprenta de Gutenberg en 1440, los métodos tradicionales hechos a mano que resultaban ser caros y lentos, fueron suplantados por una fabricación mucho más rápida y eficiente. Los naipes alemanes, que anteriormente tenían el dominio en el mercado, perdieron su fama ya que las cartas francesas, gracias a su gran producción se expandieron por toda Europa, concediéndonos los diseños de hoy. 

 

Aquí destacaremos que a finales del siglo XVI, los franceses empezaron a dar las cartas de la corte nombres de célebres hazañas literarias (como la Biblia y otros clásicos). Se extendió la costumbre de relacionar cartas con nombres conocidos, como Alejandro Magno (trébol), el Rey David(picas), Carlomagno (corazones) y Julio  César (diamante). 

Hoy en día, las ropas, accesorios y posturas de nuestras cartas tienen sus orígenes en estos personajes. 

 

Poco a poco , la estandarización fue extendiéndose y en el siglo XVI, fue cuando se ocurrió la implantación de los naipes. Francia fue dividida en nueve regiones para esta finalidad, donde los fabricantes de cada región usaban un diseño estándar exclusivo para cada región. Pero fue únicamente en el momento en que las cartas llegaron a Inglaterra cuando el diseño universal controló la industria de los naipes. 

La baraja de poker francesa

Inglaterra

En Bélgica se exporta una gran suma de cantidades de cartas a Inglaterra. No obstante, los soldados franceses también ayudaron a introducirlas.

 

Estos naipes fabricados en Bélgica, se exportaron a toda Europa y a Inglaterra. 

 

Francia tenía unos impuestos muy fuertes, por lo que algunos fabricantes importantes emigraron a Bélgica, y varias industrias y talleres de cartas comenzaron a surgir allí. Rouen era un valioso centro del sector de la imprenta y miles de cartas de producción belga se exportaron a toda Europa, incluida Inglaterra. Esto explica el que los jugadores ingleses hayan usado casi siempre los diseños franceses, pero aún así,  las barajas no pasaban por Europa sin que los británicos dejaran su influencia. 

El comienzo de ello fue usar los nombres de diamantes, picas, corazones y palos para dirigirse a los diseños que los franceses habían nombrado como carreaux, piques, coeurs y trefles. Basaron dos de ellos, las picas y los palos, en los nombres de la baraja italiana en vez de traducir directamente los términos franceses piques (picas) y trefles (tréboles). Se piensa para explicar esto, que las españolas se exportaron a Inglaterra antes que los franceses. Otra curiosidad es la que se refiere a los diamantes, ya que la palabra inglesa para carreau (azulejos usados en las iglesias que se pintaban con cera) en esa época era un romance. 

 

De una forma u otra, lo que sí sabemos es que los nombres que utilizamos hoy en día es debido al uso que se le ha dado en Inglaterra, así como también a la importancia al As de Picas, que tiene sus orígenes en la legislación fiscal. 

El Gobierno inglés autorizó una ley por la que los naipes no podían marcharse  de la industria sin pagar el impuesto demandado para las cartas de juego. 

 

En un principio el as de espadas se hacía a mano, puede que porque era la carta superior, pero para eludir la fuga de impuestos, en 1828 se pensó en que a partir de entonces, el As de PIcas debía adquirirse a los Comisionados para el Impuesto del Timbre e imprimirse con la denominación del fabricante y el coste de los derechos abonados. 

De este modo, el As de Picas tuvo bocetos muy trabajados con el nombre del productor y en 1862 es cuando dejaron a sus fabricantes diseñar su propio As de Picas. Aún así, la firma Ace of Spades había sido decisivo y el As junto con el nombre del productor a menudo seguía en activo. 

Hasta el día de hoy es la típica carta en la baraja que recibe un trato especial y diseños más minucioso. 

 

En Rouen, Bélgica, se produjeron muchas cantidades de naipes para su exportación, por lo que las cartas inglesas parecen que fueron influenciadas en gran parte por estos diseños, donde aparecen túnicas al vuelo, barbas, pelo largo y coronas, reinas con flores y bribones que sujetan plumas, flechas o picas. No obstante, el británico Thomas de la Rue hizo que poco a poco fueran desapareciendo al bajar los precios de las cartas gracias al incremento de la productividad. 

Esto hizo que en 1860 tuviera una posición de poder en la industria, los productores más pequeños poco a poco fueron desapareciendo dando lugar a unos bocetos más estandarizados como hoy en día los conocemos. 

Los diseños de “De la Rue” se modernizaron por Reynolds en 1840 y también por Charles Goodall en 1860, siendo éste el que se usa hoy. También fue en estos años donde aparecieron las cartas de doble puntaje para no tener que voltearlas. 

 

La baraja de poker inglesa

Estados Unidos

Estados Unidos dependió durante mucho tiempo de las importaciones de Inglaterra, ya que la gente prefería los productos de origen inglés. De hecho algunos fabricantes norteamericanos estampaban la palabra “London” en el AS de Picas para garantizar su venta. 

Entre algunos fabricantes, destaca Lewis I. Cohen, que vivió cuatro años en Inglaterra y en 1835 inventó una máquina para sacar los cuatro colores de las cartas a la vez. Su negocio se hizo un éxito y se convirtió en una empresa pública en 1871, llamada New York Consolidated Card Company, encargada de sumergir y hacer populares los índices de las esquinas en el envoltorio inglés. Estas hacían que los jugadores reconocieran una mano de poker únicamente con abanicar un poco las cartas, aunque esta idea no fue tan aclamada en un principio. 

 

Una aportación que hizo Estados Unidos fue la incorporación de los Jokers, y aunque no añadió ningún cambio permanente, sí consiguió mucha importancia en la fabricación de ellas. Nombres como Samuel Hart and Co, y Russel y Morgan, que se convirtió en el gigante de la industria: la Compañía de Cartas de Juego. Los productores estadounidenses han estado sacando paquetes especiales y muy especializadas en toda su historia pero marcas ISPCC Bicycle, Bee y Tally Ho son los iconos de las barajas de cartas. 

 

El viaje de la baraja de carta ha sido largo y alucinante. Pero, ¿cuál será a partir de ahora su futuro?

 

El tiempo lo dirá pero de lo que sí puedes estar seguro es de que puedes disfrutar de tu baraja de cartas ahora que ya conoces las asombrosas similitudes con las cartas de la Europa del siglo XV. Y  que han sido una parte muy consumada de la vida y el recreo, destinadas a divertir durante más de 600 años.

 
La baraja de poker estados unidos
Quién inventó la baraja de poker?

¿Quieres saber quién inventó la baraja de poker? Te cuento su historia Las cartas tal y como la conocemos hoy han sido fruto de una modificación radical ex

Puntuación del editor:
5

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies